Noticias Productos La diferencia Magni Puntos de Venta Comunidad Magni Contacto
  Síguenos en facebook Síguenos en facebook
  Síguenos en Twitter

© Copyright: Todos los textos y fotos de esta página son propiedad de Magni Gyro España SLU.
Se prohíbe la reproducción total o parcial sin la autorización del propietario.
 

 
 

INTRODUCCIÓN.

Introducción El rotor
El balancín
El Prelanzador
El empenaje
El fuselaje
La estructura
El equipamiento
El precio Certificación La estadística

Existe el error muy común de que todos los autogiros son iguales. Es tan erróneo como decir que todos los coches son iguales, o todos los aviones son iguales.

El autogiro es la aeronave incomprendida del mundo aeronáutico. Ya desde un principio, como no volaba como las aeronaves convencionales; ni tampoco ser un helicóptero cuyo funcionamiento parace más lógico, nunca se le ha considerado como una verdadera aeronave si no como un cacharro raro que vuela de forma graciosa.

Por otro lado, la facilidad que tiene para el vuelo y su maniobrabilidad, le convierten en un juguete, olvidándonos en ocasiones que se trata de una aeronave, y como tal, debe estar sujeta a los procedimientos de construcción y pilotaje aeronáuticos.

Hasta hace unos años, eran cuatro los locos que volaban en autogiros. Tan locos que ellos mismos construían sus aeronaves fijándose en modelos muy anticuados.

Pero hace más de 40 años, Vittorio Magni, mecánico de helicópteros Augusta, se inició en el diseño de un autogiro. Y construyó su primer autogiro. Se unió con Jukka Tervamaki, insigne ingeniero finlandés, y en 1974 adquirió los derechos del JT-5, y posteriormente, en 1980 comenzaron a diseñar un biplaza, el MT-7.

Poco a poco fue intruduciéndose más hasta que finalmente pasó a ser su actividad principal, iniciando lo que hoy es Magni Gyro SRL. Desarrolló varios modelos innovando cada día y siempre dentro de los estándares de diseño aeronáuticos, premisa de todos sus modelos. Tervamaki fue el primero que introdujo la cola grande en los autogiros tipo Bensen y Magni siguió siempre su línea.

Esto resultó un punto de inflexión en la construcción de autogiros. Otros interesados en los autogiros, años más tarde, iniciaron su etapa de construcción, primero a nivel amateur y después, tomando como referencia el modelo Magni, diseñaron un autogiro similar pero no igual.

Y esto es lo que queremos dejar claro en estas secciones. Cuando se tomó por referencia el Magni, se copió el concepto general, pero no los materiales, ni las características aeronáuticas, ni los sistemas aeronáuticos. Se introdujeron materiales sin calidad aeronáutica, por una cuestión de logística. Era más sencillo comprar en la fábrica de al lado tornillos o tubo de acero no aeronáutico que no importarlo de Estados Unidos y en unas cantidades mínimas que rozaban lo grotesco.

Estos materiales, además, suponían un ahorro en los costes de producción, por lo que el autogiro se podía vender por un precio inferior al Magni, y por desconocimiento de los que querían adquirir un autogiro, y por una excelente campaña comercial desleal exagerando la diferencia de precios, convirtieron el Magni en un autogiro "igual pero mucho más caro".

Similar configuración pero con materiales no aeronáuticos. Esto convierte a Magni en único en el mundo, diferente.

Llamarse igual NO es ser lo mismo. Si analiza los siguientes apartados, verá que no tienen nada que ver. No se puede comparar un Magni con cualquier otro autogiro. Su rotor, su estructura, sus elementos aeronáuticos, etc. Es incomparable.

¿Y más caro?. Depende del modelo. Todos los autogiros tiene un alto precio. El cabinado de Magni es considerablemente más barato que otros cabinados. El precio del M16 es ligeramente más alto, pero no mucho más. En comparación con la calidad y durabilidad que ofrecen los otros fabricantes, cualquier modelo de Magni resulta mucho más barato.

 

1.jpg
2.jpg
3.jpg
4.jpg
5.jpg
6.jpg
7.jpg